Opini√≥n instant√°nea: para vencer al coronavirus debemos ‘volvernos medievales’

El resumen diario semanal destaca los cinco artículos de opinión principales del Reino Unido y los medios internacionales, con extractos de cada uno.

1. Donald G. McNeil Jr. en el New York Times
Para lidiar con el Coronavirus, vuélvete medieval

‚ÄúHay dos formas de combatir las epidemias: la medieval y la moderna. La forma moderna es rendirse al poder de los pat√≥genos: reconocer que son imparables y tratar de mitigar el golpe con inventos del siglo XX, incluidas nuevas vacunas, antibi√≥ticos, ventiladores hospitalarios y c√°maras termogr√°ficas en busca de personas con fiebre. La forma medieval, heredada de la era de la peste negra, es brutal: cerrar fronteras, poner en cuarentena a los barcos, encerrar a ciudadanos aterrorizados en sus ciudades envenenadas. Por primera vez en m√°s de un siglo, el mundo ha optado por enfrentarse a un nuevo y aterrador virus con pu√Īo de hierro en lugar de un guante de l√°tex. Al menos por un tiempo, funcion√≥ y a√ļn puede servir para algo ¬ę.

2. La Secretaria de Estado de Francia para Asuntos Europeos, Amelie de Montchalin, en The Guardian
La UE respetar√° la soberan√≠a brit√°nica y Gran Breta√Īa tendr√° que respetar la nuestra

‚ÄúNuestra cercan√≠a de 47 a√Īos es, y seguir√° siendo, una ‚Äėrelaci√≥n especial‚Äô de facto. El Reino Unido puede buscar desarrollar estos v√≠nculos en otros lugares, pero la conclusi√≥n es que nuestra relaci√≥n mutua es insustituible. Las empresas brit√°nicas que conozco me dicen eso. No quieren romper sus v√≠nculos con el mercado interior de la UE y sus 450 millones de consumidores. ¬ŅC√≥mo cumplimos con las expectativas de nuestros ciudadanos e industrias? Al elegir Brexit, el Reino Unido ha decidido unilateralmente retirarse del mercado √ļnico y de muchas pol√≠ticas de la UE. Una vez m√°s, es su elecci√≥n, pero esta elecci√≥n tiene consecuencias. ¬ę

3. Iain Martin en The Times
Sin las normas de la UE, podríamos ser un centro de alta tecnología

‚ÄúEl gobierno no quiere someterse a Bruselas en las pr√≥ximas d√©cadas porque ha decidido correr riesgos. Se basa en una suposici√≥n arriesgada pero justificada de que la econom√≠a est√° a punto de cambiar, mucho, que est√° a punto de reformarse, como suele suceder cada tres o cuatro d√©cadas, esta vez en el horno de la innovaci√≥n digital. Y se cree que las normas de la UE nos frenar√°n ‚Ķ La visi√≥n es que lleguen muchas m√°s inversiones en tecnolog√≠a a Gran Breta√Īa, un √°rea donde el pa√≠s ya est√° creciendo r√°pidamente. Estados Unidos y China son gigantes. Pero seg√ļn un informe de la red de emprendedores Tech Nation publicado este a√Īo, las inversiones en tecnolog√≠a en Gran Breta√Īa aumentaron un 44% a 10.100 millones de libras en 2019, a pesar del Brexit ¬ę.

4. Mary Wakefield en The Spectator
¬ŅPor qu√© nadie le crey√≥ a Johnny Depp?

‚ÄúEs peor que un hombre golpee a una mujer que viceversa. Puede pensar que no est√° de acuerdo, la mayor√≠a de los millennials seguramente no estar√°n de acuerdo, pero piense en Hollywood, el espejo de todas nuestras almas. Piense en los cientos de alegres comedias rom√°nticas en las que la chica logra abofetear al chico: tal vez sea demasiado fuerte o haya un malentendido. No es gran cosa. Ahora imagina una comedia rom√°ntica en la que el protagonista masculino pierde su trapo y abofetea a su inter√©s amoroso. Una semana despu√©s de que se filtrara la grabaci√≥n, se abri√≥ otra ventana sobre el nido de amor de Heard / Depp; otra grabaci√≥n demente lleg√≥ al Mail, y despu√©s de esto, la historia puede verse bajo una luz muy diferente. Todo mi enfoque entusiasta de las mujeres que abofetean a los hombres parece diferente y tengo que repensar mis prejuicios, lo cual es inc√≥modo ¬ę.

5. Ozgur Ozvatan en Al Jazzera
En Alemania, el racismo se est√° generalizando cada vez m√°s

¬ęDesde el ascenso del partido de extrema derecha, antiinmigrante y anti-musulm√°n Alternativa para Alemania (AfD) hasta la prominencia en las elecciones generales de 2017, la afirmaci√≥n racista de que Alemania se enfrenta a una¬Ľ invasi√≥n musulmana ¬ęy que las pol√≠ticas de las √©lites son negarse a tomar medidas para detener todo se ha movido de los m√°rgenes de la extrema derecha a la corriente pol√≠tica dominante. Aparentemente, los pol√≠ticos de centroderecha que se sent√≠an amenazados por la creciente popularidad de la AfD han comenzado a complacer estas opiniones antiinmigrantes e islam√≥fobas con fines de lucro, -rectas narrativas para dominar las discusiones pol√≠ticas. Esto permiti√≥ que los individuos racistas se volvieran m√°s francos y actuaran para facilitar el renacimiento de Alemania como una naci√≥n √©tnicamente homog√©nea y ¬ęblanca¬Ľ.