El Arbitraje de los tipos de interés

El t√©rmino ¬ęarbitraje de los tipos de inter√©s¬Ľ lo utilizan en realidad los operadores econ√≥micos para hablar de una estrategia. Se trata aqu√≠ de invertir en una divisa extranjera cubriendo al mismo tiempo su exposici√≥n al riesgo. Invertir en la bolsa de valores puede traerte unos grandes resultados en el largo plazo. Puedes llevarte ganancias incre√≠bles que se acumulan gracias al inter√©s compuesto, y poder llegar a obtener la a√Īorada libertad financiera que muchos esperamos. Esta estrategia se llama ¬ęarbitraje¬Ľ ya que debe resultar inmediatamente rentable limitando al mismo tiempo los riesgos incurridos.

 Tomemos un ejemplo sencillo

La estrategia enunciada más arriba tiene por objeto realizar beneficios jugando sobre las diferencias de tipo de interés de dos o más países. Admitamos que un bono a largo plazo sea remunerado hasta un máximo de 2% en los Estados Unidos y que este mismo bono a largo plazo sea remunerado el doble en Australia, y esto para el mismo período de tiempo, es muy interesante operar los bonos Australianos, pero procediendo del siguiente modo, no por ello el inversor está al abrigo de un movimiento especulativo que le causaría pérdidas importantes. Así pues, deberá realizar un arbitraje. Para ello se procede así:

Convierte un mill√≥n de D√≥lares americanos en d√≥lares australianos a la cotizaci√≥n de 1,3. Obtiene 1,3 millones de D√≥lares Australianos. Compra estos d√≥lares en forma de bonos a largo plazo de una duraci√≥n de un a√Īo. Esto significa que cobrar√° te√≥ricamente un 4% de esta suma al fin del a√Īo, lo que representa 52.000 d√≥lares Australianos. El inversor se encuentra entonces con un capital de 1,352 000 d√≥lares Australianos. Puesto que el equivalente de esta suma que es igual a 1.040.000 D√≥lares americanos, realizar√° de este modo una plusval√≠a de 40.000 d√≥lares americano y as√≠ puede cubrir el contrato que vendi√≥ antes realizando beneficios.

A través de este ejemplo vemos que el arbitraje de los tipos de interés puede resultar ser una excelente inversión para aquellos que desean realizar beneficios a largo plazo sin multiplicar los riesgos de pérdidas.

Desgraciadamente, este tipo de método tiene sus límites, puesto que a menudo, los inversores que invierten en masa en este tipo de divisas son tan numerosos que tienen un impacto directo en los precios,  y los beneficios realizados ya no son tan atractivos como en el ejemplo citado más arriba. ¡Además, el inversor no está tampoco al abrigo de un cambio de tendencia que podría hacerle perder mucho más de lo que hubiera ganado!