La hostelería adaptándose a la “nueva normalidad”

Dos de los sectores más afectados por la pandemia del COVID-19 y la cuarentena social a causa de esto fueron sin duda el turismo y la hostelería. Sin embargo, con la “nueva normalidad” se han hecho cambios y modificaciones para lograr adaptar al sector del turismo y sus allegados a las medidas de seguridad que se requieren. En este post verás cómo la hostelería se ha adaptado a estas circunstancias.

Medidas de seguridad que debe cumplir la hostelería

Para poder reaperturar después de un tiempo considerable los servicios de alojamiento y alimentación de personas, mayormente de turistas; se tuvieron que pautar ciertas medidas de seguridad e higiene que las empresas deben seguir obligatoriamente y al pie de la letra.

La adaptación de la hostelería a estas nuevas reglas definirá la continuación de este mercado y el resurgimiento de la economía española y mundial tras la parada global durante meses de este tipo de empresas. Así mismo, según se vayan cumpliendo cabalmente las normas de bioseguridad se le garantiza al cliente el resguardo de su vida; ganando a su vez su confianza y preferencia.

En los negocios del sector turístico se están tomando las medidas de distanciamiento social reglamental de 1.5 metros entre las personas; disminuyendo la capacidad y el aforo de clientes en un mismo local, con una capacidad máxima del 75%.

Hostelería

Por otra parte, la utilización de tapabocas y guantes es un requisito para los empleados y clientes de un hotel o restaurante. Así como la desinfección diaria de todas las zonas de los locales. Los sistemas de ventilación deben funcionar de manera correcta; contribuyendo al flujo del aire en lugares cerrados.

La mantelería de cada mesa debe ser de un solo uso, ya sean desechables o materiales lavables a temperaturas de 60oC. De igual forma, se suplantan las cartas de manejo común en los restaurantes por carteles o medios electrónicos; así se evita el contacto de un objeto por varias personas.

Las terrazas: el auge tras la nueva normalidad

En vista de que no utilizar toda la capacidad de los locales de hostelería representa una pérdida significativa; el empleo de las terrazas ha sido muy positivo y aceptado por los clientes. Esta aceptación se debe a que las terrazas son ambientes cómodos, al aire libre, permiten el flujo continuo del aire y el distanciamiento social; de modo que estos establecimientos se han vuelto el complemento perfecto de los restaurantes con locales cerrados tradicionales.

Tener dos espacios para la estadía de los clientes permite una mayor ganancia y aprovechamiento de los recursos; brindando dos ambientes diferentes a elección. Estas nuevas oportunidades y visiones debido a la nueva normalidad han dado buenos resultados.

No obstante, el invierno ya está aquí y eso puede ser un inconveniente para el empleo de las terrazas. Sin embargo, el avance de la tecnología siempre va en pro de solucionar problemas, y allí es cuando las estufas de gas han sido la salvación.

Estas estufas para el exterior tienen la función de hacer más confortable la estadía en las terrazas; proporcionando un calor agradable en climas fríos. Ya estos aparatos están siendo muy demandados y utilizados en restaurantes, bares y hoteles; representado una gran alternativa para aumentar el aforo en las terrazas e invitar al cliente a sentirse agradado asistiendo al lugar.

Gracias a su gran funcionalidad en estos sectores las estufas a gas se han incluido en la gran variedad maquinaria de hostelería. Todos estos avances y normas permiten que el turismo y la economía mundial avance a pesar de las dificultades; en donde cada persona debe colaborar siguiendo las medidas de seguridad para preservar la vida y la estabilidad economía que se está creando.

Hostelería