¿Por qué utilizar productos biodegradables para hostelería?

Para preservar el medio ambiente y utilizar productos naturales que no sean contaminantes, los materiales biodegradables se han convertido en los principales aliados en este sentido. Debido a todos sus beneficios y funcionalidades, hoy en día, cada vez son más utilizados en sectores como la hostelería.

En el momento que se habla de productos biodegradables, se está haciendo referencia a artículos que se han fabricado a partir de materiales que son 100% naturales. Esto significa que no contaminan y que, además, tienen el añadido de que se pueden descomponer fácilmente gracias a la acción que producen los diferentes agentes biológicos. Eso sí, para que se dé esta descomposición, es importante que sea con unas condiciones ambientales específicas, tales como la luz solar, el viento, la humedad o la lluvia, entre otras. La particularidad de este tipo de productos es que pueden degradarse rápidamente, sin la necesidad de que intervenga la acción del hombre, algo que es mucho más ventajoso, puesto que así se evita que se queden restos y sustancias tóxicas que pueden dañar la naturaleza. A todo ello, se le suma que los residuos que finalmente se queden, pueden ser reciclados y precisamente por ello es frecuente utilizarlos para otros fines, como abonar las plantas.

Teniendo en cuenta las características principales de estos artículos y las ventajas que aportan, no es de extrañar que cada vez se utilicen más en numerosos sectores. Sin ir más lejos, los artículos biodegradables para hostelería se han vuelto muy populares, por lo que, todos los que trabajen en este sector, tienen la garantía de poder utilizar estos artículos y ayudar por completo al medio ambiente, sin dañar en absoluto la naturaleza. En base a todo esto, hay que decir que la vida ecológica en general, está adoptando un mayor protagonismo, de ahí que cada vez cobren más importancia este tipo de productos en sectores como este.

¿Cuáles son los usos de estos productos en hostelería?

En el caso de trabajar en el sector hostelero y querer ayudar a mejorar el medio ambiente, hay que decir que estos productos son los mejores aliados. De esta manera, se puede contar con un gran número de artículos muy útiles para el desarrollo de esta actividad, con el añadido de respetar la naturaleza.

En este sentido, hay que decir que son muchos los artículos biodegradables que hoy en día están disponibles para hostelería, restauración, catering o eventos, entre otros. Hay que decir que a todos ellos se les puede dar una gran utilidad, en diferentes espacios. 

Para la cocina

Uno de los espacios en los que más se utilizan estos productos es en la cocina, de esta manera, se tiene la posibilidad de hacer uso de envases no desechables para manipular los alimentos con los que se preparan los platos, al igual que sirven para su mejor conservación. De esta forma, se reduce notablemente el uso de los envases de plástico, consiguiendo una cocina mucho más eficiente y sostenible.

Para el público

Con respecto al público, en el caso de tener un restaurante o bar, también se pueden utilizar otros muchos elementos que son totalmente biodegradables. Sin ir más lejos, aquí se pueden escoger productos naturales como, por ejemplo, las servilletas recicladas, artículos que cada vez son más utilizados por los hosteleros comprometidos con el medio ambiente.

Ventajas de los productos biodegradables

Sabiendo ahora cómo son estos productos y las múltiples utilidades que tienen, es importante conocer cuáles son sus principales ventajas para finalmente, decantarse por ellos en el sector hostelero.

Funcionalidad

Los productos biodegradables son muy versátiles, de esta manera, entre otras particularidades, hay que destacar que presentan una gran resistencia a todo tipo de temperaturas, así como son mucho más eficientes que los plásticos comunes y además, cuentan con mayor seguridad, pudiendo utilizarlos en aparatos como el microondas.

Sin toxicidad

Otra ventaja que hay que destacar de estos productos es que, debido a los materiales con los que son utilizados, no son tóxicos ni tampoco provocan alergias, en su mayoría. 

Conservación y descomposición

Al ser fabricados con materiales naturales, estos productos se descomponen más fácilmente que los plásticos convencionales, lo que favorece al reciclado de los mismos. Esto se traduce en poder llevar a cabo una producción de manera más eficiente y, por supuesto, mucho más rápida.

Sin petróleo

Como bien es sabido, la gran mayoría de plásticos normales se fabrican a partir de una cierta cantidad de petróleo, provocando en su producción una mayor dependencia del mismo. Gracias a los productos biodegradables, el petróleo queda en un segundo plano, mejorando el medio ambiente a medio y largo plazo.