52 ideas que cambiaron el mundo – 46. La mente inconsciente

La mente inconsciente en 60 segundos

La mente inconsciente, a menudo abreviada simplemente como ¬ęinconsciente¬Ľ, se refiere a los procesos que ocurren autom√°ticamente en la mente humana y no est√°n disponibles para la introspecci√≥n.

Este inconsciente es lo opuesto a ¬ęmente consciente¬Ľ, t√©rmino que se refiere al procesamiento mental sobre el que podemos pensar y hablar racionalmente, y que incluye procesos de pensamiento, recuerdos, intereses y motivaciones.

Saul McLeod, tutor de psicolog√≠a e investigador de la Universidad de Manchester, explica que el inconsciente ¬ęincluye procesos mentales inaccesibles a la conciencia pero que influyen en juicios, sentimientos o comportamientos¬Ľ.

En un art√≠culo del sitio web educativo Simply Psychology, McLeod afirma: ¬ęNuestros sentimientos, motivaciones y decisiones est√°n en realidad muy influenciados por nuestras experiencias pasadas y almacenados en el inconsciente¬Ľ.

Y ¬ęaunque somos plenamente conscientes de lo que est√° sucediendo en la mente consciente, no tenemos idea de qu√© informaci√≥n se almacena en la mente inconsciente¬Ľ, agrega.

El neurólogo austríaco Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis, comparó el consciente y el inconsciente con un iceberg. En la analogía, el consciente está representado por la punta del iceberg, mientras que el inconsciente es la mayor parte del hielo que se oculta bajo el agua.

¬ŅC√≥mo se desarroll√≥ el concepto?

El t√©rmino fue acu√Īado por primera vez por el fil√≥sofo rom√°ntico alem√°n Friedrich Schelling, quien en su libro de 1800 habla de ¬ędas Unbewusste¬Ľ, traducido al ingl√©s como ¬ęel inconsciente¬Ľ por el poeta rom√°ntico Samuel Taylor Coleridge.

El concepto fascinó a Coleridge y se refiere a él en su obra autobiográfica de 1817.

Coleridge escribi√≥ sobre el ¬ęconsciente o inconsciente … nuestro √ļnico Yo absoluto¬Ľ, una descripci√≥n temprana de lo que Freud llamar√≠a m√°s tarde el ¬ęyo, el ello y el supery√≥¬Ľ que juntos componen la mente humana. La teor√≠a fue r√°pidamente recogida por varios de los primeros psic√≥logos.

En su obra hist√≥rica de 1890, el estadounidense William James, que se hab√≠a convertido en el primer educador en ofrecer un curso de psicolog√≠a en los Estados Unidos 15 a√Īos antes, examin√≥ c√≥mo los psic√≥logos y otros expertos hab√≠an utilizado el t√©rmino inconsciente. El trabajo de James se bas√≥ en una serie de escritos del siglo XIX de figuras de alto perfil, incluidos los fil√≥sofos alemanes Arthur Schopenhauer y Eduard von Hartmann y el psic√≥logo franc√©s Pierre Janet.

A principios del siglo XX, Freud elabor√≥ ‚Äč‚Äčlas teor√≠as del inconsciente y desarroll√≥ su modelo de estructura ps√≠quica que comprende el ello, el yo y el supery√≥. Freud describi√≥ la mente como si tuviera una estructura vertical, con la mente consciente en la parte superior, seguida por la mente preconsciente y luego la inconsciente.

En su art√≠culo sobre Simply Psychology, McLeod explica que, en el foro de Freud, ‚Äúla mente inconsciente es la fuente primaria del comportamiento humano. Como un iceberg, la parte m√°s importante de la mente es la parte que no puedes ver. ¬ę

¬ęLa mente inconsciente act√ļa como un dep√≥sito, un ‘caldero’ de deseos e impulsos primitivos mantenidos a raya y mediados por el √°rea preconsciente¬Ľ, contin√ļa McLeod. ¬ęPor ejemplo, Freud descubri√≥ que ciertos eventos y deseos a menudo eran demasiado aterradores o dolorosos para ser reconocidos por sus pacientes y cre√≠a que esa informaci√≥n estaba encerrada en la mente inconsciente¬Ľ.

Freud bas√≥ su concepto del inconsciente en una variedad de observaciones. Por ejemplo, cre√≠a que ¬ęlos sue√Īos y los deslices eran de hecho ejemplos ocultos de contenido inconsciente demasiado amenazante para abordarlo directamente¬Ľ, dice la Encyclopaedia Britannica.

Durante el mismo período, el psiquiatra y psicoanalista suizo Carl Jung también desarrolló una teoría influyente. Jung estuvo de acuerdo con Freud en que el inconsciente es un determinante de la personalidad, pero agregó que se divide en dos capas: el inconsciente personal y el inconsciente colectivo.

El inconsciente personal es una reserva de material que alguna vez fue consciente pero que ha sido olvidado o reprimido, mientras que el inconsciente colectivo es una acumulaci√≥n de estructuras ps√≠quicas heredadas, seg√ļn Jung.

Este √ļltimo, sugiri√≥ Jung, form√≥ ¬ętoda la herencia espiritual de la evoluci√≥n de la humanidad, renacida en la estructura cerebral de cada individuo¬Ľ.

La teor√≠a sostiene que este inconsciente colectivo es ¬ęcom√ļn a la humanidad en su conjunto y se origina en la estructura hereditaria del cerebro¬Ľ, agrega la Enciclopedia Brit√°nica.

Sin embargo, el concepto general de mente inconsciente ha sido criticado porque se basa en la experiencia, que no puede ser observada directamente por un psicólogo o psicoanálisis. Por esta razón, el área de estudio debe basarse en un grado de inferencia.

En un art√≠culo para Psychology Today, David Feldman, profesor asociado de psicolog√≠a en la Universidad de Santa Clara, dice que el ¬ęmayor problema¬Ľ con el trabajo de Freud y Jung es que es ¬ęimposible de probar cient√≠ficamente¬Ľ.

¬ęComo regla general, los cient√≠ficos solo consideran algo verdadero cuando se puede observar o medir de manera significativa¬Ľ, dice Feldman. ‚ÄúLa mente inconsciente, por definici√≥n, no puede ser. Despu√©s de todo, su caracter√≠stica principal es que es completamente inaccesible ¬ę.

Jonathan Jones de The Guardian agrega que para algunos cr√≠ticos, la investigaci√≥n gen√©tica moderna, ¬ęcon su promesa de conectar directamente el cuerpo y la mente, parece hacer que la ciencia de la psique de Freud sea tan inconsistente como, digamos, la creencia en el poder curativo de los cristales¬Ľ.

¬ŅC√≥mo ha cambiado el mundo?

Como observa el historiador Mark Altschule, ¬ęes dif√≠cil, o quiz√°s imposible, encontrar un psic√≥logo o psiquiatra del siglo XIX que no reconociera el cerebro inconsciente no s√≥lo como real, sino como de suma importancia¬Ľ.

El trabajo de Freud sobre los elementos ocultos de la mente humana continu√≥ influyendo en las teor√≠as sobre el origen de muchos de los llamados ¬ęs√≠ntomas neur√≥ticos¬Ľ, que ¬ęse cre√≠a que depend√≠an de conflictos que se eliminaban de la conciencia mediante un proceso llamado represi√≥n¬Ľ, dice el ‘Enciclopedia Brit√°nica.

La investigación de la conciencia humana también ha influido en campos más allá de la ciencia; por ejemplo, inspirando el movimiento artístico surrealista.

En un artículo de The Conversation, Natalya Lusty, profesora asociada de estudios de género y cultura en la Universidad de Sydney, explica cómo el trabajo de Freud influyó directamente en la publicación de 1924 del primero, escrito por el poeta y teórico francés Andre Breton.

¬ęEl surgimiento del psicoan√°lisis y las teor√≠as de la mente de Freud ofrecieron al surrealismo una forma de ir m√°s all√° de una aprehensi√≥n emp√≠rica y superficial del mundo¬Ľ, dice Lusty.

¬ęSi bien Freud estaba interesado en c√≥mo la vida cotidiana informa los sue√Īos, los surrealistas experimentaron con las formas en que nuestro mundo on√≠rico informa la experiencia cotidiana, incluida la pr√°ctica creativa¬Ľ.

La idea del inconsciente tambi√©n se ha adoptado de manera m√°s amplia como una forma de comprender nuestros pensamientos y emociones. En 2014, la BBC inform√≥ que ¬ę75 a√Īos desde la muerte de Sigmund Freud … las palabras y frases que populariz√≥ est√°n profundamente arraigadas en la cultura popular y el lenguaje cotidiano¬Ľ.

Enumerando t√©rminos popularizados por los psic√≥logos que investigan el inconsciente, por ejemplo, el complejo de Edipo y la proyecci√≥n, el locutor agrega que si bien la ciencia moderna ha comenzado a enfriar el concepto de inconsciente, su influencia en nuestra percepci√≥n de la mente humana contin√ļa viviendo en el lenguaje cotidiano. .