La factura del gobierno de £ 2.7 millones para pagos a directores despedidos desencadena el alboroto

Downing Street pag√≥ 2,7 millones de libras esterlinas para deshacerse de los asesores del gobierno durante el a√Īo pasado, revelan las cifras reci√©n publicadas.

La considerable factura de la indemnizaci√≥n por despido entre abril de 2019 y marzo de 2020 est√° enterrada en un informe de la Oficina del Gabinete y representa un gran aumento con respecto a los costos equivalentes del a√Īo anterior de solo ¬£ 208,000.

El informe dice que la rotación de personal en 2019 fue inusualmente alta debido a las elecciones generales y el cambio de administración cuando Boris Johnson reemplazó a Theresa May como primera ministra.

A pesar de esta justificación, la enorme factura de pagos provocó una indignación generalizada.

Y esta ira fue alimentada por la revelaci√≥n de que Dominic Cummings recibi√≥ un aumento salarial de al menos un 40% en el a√Īo antes de dejar el puesto n√ļmero 10. El nuevo informe muestra que el controvertido ex asesor principal de Boris Johnson, dej√≥ oficialmente la gobierno este mes, vio que su salario aumentaba desde el rango de pago de ¬£ 95,000 a ¬£ 100,000 a ¬£ 140,000- ¬£ 145,000 en 2019-20.

La novedad del ¬ęaumento salarial de Cummings que golpe√≥ la inflaci√≥n¬Ľ llega ¬ępocas semanas despu√©s de que el canciller Tory Rishi Sunak le dijera a unos dos millones de maestros, polic√≠as, bomberos, trabajadores sociales y otro personal de la sector p√ļblico que mantuvo al pa√≠s atravesando la pandemia que habr√≠a pagado para que se congelara ‚ÄĚ, dice el Daily Mirror.

Dave Penman, director del sindicato de altos funcionarios p√ļblicos de la FDA, le dijo al Financial Times que la decisi√≥n de darle a Cummings un aumento de sueldo ¬ęmostr√≥ una hipocres√≠a impresionante¬Ľ por parte del gobierno de Johnson.

¬ęHace apenas unos meses, los ministros estaban en la puerta de su casa aplaudiendo a los trabajadores clave, ahora les est√°n ense√Īando c√≥mo orientar los recursos hacia quienes m√°s los necesitan mientras aumentan el salario de sus consultores¬Ľ, dijo.

Algunos ex colegas de Cummings est√°n igualmente disgustados, y uno le dice al Times que el aumento de sueldo ¬ęme hace querer literalmente arrojarme a cualquier oc√©ano¬Ľ.